Gratinado de coliflor

Cuando me decidí a preparar este gratinado de coliflor nunca imaginaba lo bueno que estaba y la combinación tan buena de sabores que tendría.

La receta la encontré en el libro Zerogluten y he cambiado algunos ingredientes, pues yo he utilizado una leche vegetal y harina que no procede de ningún cereal.  También he utilizado otros quesos. Todo esto como siempre os digo es a gusto de cada uno, si queréis podéis usar leche de vaca y la harina de trigo o como en el libro utiliza la mitad de harina de arroz y la otra mitad de harina de maíz. En cualquier caso es un plato muy completo, que sacia bastante y que como os digo tiene una combinación de sabores muy buena.

Espero que os animéis a prepararlo, pues seguro que os gustará.

Ingredientes:

1 coliflor

2 puerros

100 gr de bacon en tiras

120 gr de emmental rallado

150 gr de pan rallado

75 gr de parmesano rallado

1 cucharada de albahaca seca

Aceite

Sal

Para la bechamel:

50 gr de mantequilla

50 gr de harina de trigo sarraceno

600 ml de leche de almendra

Nuez moscada

Pimienta

Sal

Preparación:

  • Limpiamos la coliflor, separamos los ramilletes y la cocemos, en una cazuela con agua y sal.
  • En una sartén ponemos aceite y rehogamos el puerro cortado en juliana. Sazonamos y cuando esté dorado colocamos en la fuente que vayamos a utilizar.
  • Encima del puerro colocamos la coliflor y el queso parmesano.
  • En una sartén sin aceite doramos el bacon. Una vez esté dorado lo colocamos sobre la coliflor.
  • Colocamos encima el queso emmental rallado.
  • Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
  • En una sartén fundimos la mantequilla. Añadimos la harina y doramos un poco, con cuidado de que no se nos queme.
  • Añadimos la leche poco a poco, mientras vamos removiendo hasta que empiece a espesar, añadimos la nuez moscada, la pimienta y la sal.
  • Vertemos la bechamel en la fuente, procurando que cubra bien todos los ingredientes y por encima cubrimos con el pan rallado.
  • Introducimos en el horno unos 20 minutos.
  • Lo podéis emplatar, pero la verdad que es muy cómodo comer directamente de la fuente 🙂

Shakshouka

Shakshouka

Esta receta forma parte del libro Paleo que os enseñé hace un tiempo.

Es una buena forma de comer sano y variado. El único inconveniente que tiene esta receta es que no puedes dejar de acompañarla con pan para mojar.

Como veréis no tiene ninguna complicación y además se prepara bastante rápido, algo que al menos para mi es fundamental. En casa intentamos comer lo más sano posible y necesitamos que las recetas sean lo más sencillas y por tanto rápidas posibles, pues en el día a día no disponemos de mucho tiempo para cocinar, como la mayoría de vosotros, verdad? Todo esto no está reñido con comer variado, sano y bueno, como podéis comprobar por las recetas que os voy compartiendo.

Bueno, no me enrollo más y os dejo la receta. Espero que os guste!

Ingredientes (para 2 personas):

2 cebollas

2 pimientos rojos

800 gr tomate en triturado

2 huevos

2 cucharaditas de café de comino en polvo

2 cucharaditas de orégano seco

Pimienta molida

2 cucharadas de perejil picado

Ghee (mantequilla clarificada, si no tenéis mantequilla normal)

Sal

Preparación:

  • Pelamos las cebollas y las cortamos en juliana.
  • Limpiamos bien los pimientos y los cortamos en tiras.
  • Calentamos la mantequilla en una sartén y rehogamos la cebolla con el comino, sin que llegue a dorarse.
  • Añadimos el pimiento, mezclamos bien y dejamos unos 10 minutos, moviendo de vez en cuando.
  • Añadimos el laurel, el orégano y el tomate, mezclamos bien y sazonamos. Dejamos cocer unos 15 minutos o hasta que la salsa empiece a espesar.
  • Hacemos 2 huecos en la salsa y ponemos un huevo en cada hueco. Tapamos la sartén y dejamos cocer a fuego bajo unos 15 minutos o hasta que la clara esté cuajada y la yema aún no esté cuajada del todo.
  • Añadimos el perejil picado por encima y servimos.

Como os he dicho al principio, os aconsejo que lo acompañéis con un buen pan para mojar.

Cupcakes de bacon y espinacas

Cupcakes de bacon y espinacas

Buscando recetas diferentes y saludables me encontré con estos cupcakes, que como veréis son muy sencillos porque son ingredientes que solemos tener habitualmente en casa y además se preparan muy rápido.

En casa fueron todo un éxito y simplemente los acompañamos con una buena ensalada, para cenar, pero la verdad que son un opción estupenda para realizar una comida o cena de picoteo con amigos.

Yo lo preparé con unos moldes de silicona que tengo para cupcakes y me fue muy bien, porque este tipo de moldes desmoldan muy bien.

Con las cantidades que os pongo salieron 9 cupcakes.

Ingredientes:

3 huevos

120 gr espinacas

120 gr bacon (taquitos)

1/2 cebolla

2 cucharadas de leche de almendra

sal

pimienta negra

Preparación:

En una sartén poner dos cucharadas de aceite de coco, añadir las espinacas y el bacon. Sazonar y saltear unos 5 minutos.

Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.

Batimos los huevos, con la leche de almendra, sazonamos, ponemos un poco de pimienta molida. Agregamos las espinacas y el bacon y mezclamos bien.

Untamos los moldes para los cupcakes con un poco de aceite de coco. Rellenamos con la mezcla, hasta arriba.

Ponemos los moldes en el horno y horneamos unos 20 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y este salga limpio.

Espero que os gusten!