Tarta Santiago SIN

Si de forma habitual os soléis cuidar y no tomáis harina ni azúcar o si estáis haciendo dieta para recuperaros después de los excesos del verano, seguro que algún día os apetece comer algo dulce o tenéis una comida con amigos y os apetece acompañar el café con una tarta. Para esas ocasiones podéis preparar esta Tarta de Santiago en versión healthy, SIN harina y SIN azúcar.

Yo utilicé dos moldes pequeños y por eso salieron así de finas y pequeñas. En cuanto al tamaño del molde ya es decisión vuestra como la queráis.

Como sabéis esta tarta en su versión original y menos saludable, lleva por encima espolvoreado azúcar glass. En este caso se puede sustituir por el cacao en polvo o sino os gusta la combinación de sabor, podéis ponerle un poco de miel por encima o dejarla sin nada.

Nosotros en casa solemos utilizar bastante el cacao puro de Valor, para postres o incluso para añadir una cucharada en el café de la mañana.

Ingredientes:

250 gr de almendra molida cruda

70 gr de sirope de ágave o miel

4 huevos L

Ralladura de la piel de 1 limón

Cacao puro en polvo (opcional)

Aceite de oliva

Preparación:

  • Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
  • Batimos los huevos con el sirope de ágave y la piel del limón. Cuando esté todo bien integrado añadimos la almendra molida y mezclamos de nuevo.
  • Engrasamos el molde que vayamos a utilizar con un poco de aceite de oliva.
  • Vertemos la masa en el molde e introducimos en el horno.
  • Dejamos unos 15-20 minutos, hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio.
  • Sacamos del horno y espolvoreamos el cacao en polvo por encima.

A disfrutar!

Natillas healthy de chocolate

Si os gustan las natillas estas os gustarán y lo mejor de todo es que son la versión saludable de las natillas de siempre. Además como veréis esta receta no tiene ninguna complicación y los ingredientes los podemos variar para hacer diferentes combinaciones de sabor, según nos guste más.

Como podéis apreciar en la foto, yo las natillas las puse en recipientes de plástico individuales, así me aguantaron más días en la nevera y si quería llevármelas al trabajo no tenía que estar cambiándolas de recipiente.

Yo utilicé panela para endulzar, pero podéis poner el edulcorante que más os guste. Al igual que la leche, puede ser de soja como utilicé yo o podéis utilizar leche de avena, o de arroz o de almendra,…

Ingredientes:

500 ml leche de soja con chocolate

1 huevo

3 claras de huevo

2 cucharadas soperas de panela

Preparación:

Juntar todos los ingredientes en un bol y mezclar con la batidora.

Poner los ingredientes en una cazuela y calentar mientras se va moviendo con las varillas, durante unos 5 minutos, hasta que empiece a espesar.

Pondremos en los recipientes individuales y dejamos enfriar.

Una vez esté frío lo pondremos en la nevera.

Arroz con leche

He de decir que este postre la primera vez que lo probé fue esta, cuando lo hicimos en casa. Aunque es un postre muy típico nunca había llamado mi atención, por el hecho de comer arroz en una preparación dulce. Soy un poco rara yo, para según que combinaciones.

He de decir que me gustó mucho, aunque la verdad es que sigue sin ser uno de mis postres preferidos, pero bueno, para comer muy de vez en cuando no está mal.

He intentado hacerla un poco más saludable, aunque no es algo que debamos comer habitualmente, pues aunque  hemos sustituido el azúcar por miel, no deja de ser un postre bastante dulce.

Yo he utilizado leche de almendra, pero puede ser cualquier otra bebida vegetal. He utilizado miel, pero también lo podéis sustituir por cualquier otro edulcorante, en ese caso tendríais que ir probando la cantidad para ajustar bien el dulzor.

Ingredientes:

325 gr de arroz redondo

1,750 ml de leche de almendras

150 gr de miel

Ralladura de 2 limones

2 ramas de canela

Caneal en polvo

Preparación:

  • Lavamos los limones y los rallamos.
  • Lavamos bien el arroz y escurrimos.
  • Ponemos a calentar la leche con la ralladura de limón y las ramas de canela.
  • Vamos removiendo y cuando empiece a hervir añadimos el arroz bien escurrido. Removeremos de vez en cuando para que el arroz no se nos pegue.
  • Cuando la leche empiece a reducir, añadimos la miel y removemos para que se integre bien.
  • Sabremos que está cuando el arroz esté en su punto y la leche haya reducido bastante. No ha de quedarse seco (sin leche) ha de quedar cremoso.
  • Retiramos las ramas de canela.
  • Repartimos en los cuencos que vayamos a utilizar para servir.

Espolvoreamos canela por encima y a disfrutar!