Natillas de naranja, romero y cúrcuma

Cuando ví estas natillas en el libro 360º de Las Maria Cocinillas me resultaron muy curiosas por la combinación de ingredientes y me animé a probarlas. La verdad es que están muy buenas, aunque de entrada choca bastante su sabor, pues no son unas natillas dulzonas, aunque quizá por eso es más fácil comérselas.

Como veréis son muy fáciles de preparar y los ingredientes no son difíciles de encontrar, así que son todo ventajas. Lo único difícil es esperar 12 horas para probarlas 🙂

Ingredientes:

1 l de leche

200 gr de yema de huevo

20 gr de maicena

100 gr de azúcar

Corteza de naranja

1 cucharada de cúrcuma

Unas ramitas de romero fresco

Preparación:

  • Calentamos 900 ml de leche en un cazo junto con el romero, la cúrcuma y la corteza de naranja. Llevamos a ebullición y retiramos del fuego. Dejamos enfríar.
  • En un bol ponemos las yemas con el azúcar, la maicena y el resto de la leche y batimos bien.
  • Una vez la leche que habíamos hervido esté casi fría la colamos y la añadimos al bol donde hemos batido las yemas. Mezclamos bien con unas varillas.
  • Ponemos la mezcla en el cazo que habíamos usado para hervir la leche. Ponemos a calentar y lo dejamos hasta que veamos que toma textura de natilla.
  • Repartimos en los cuencos que queramos presentar, dejamos templar y guardamos en la nevera bien tapados, para que terminen de coger textura, durante al menos 12 horas.

(Paleo) Pastel sueco de chocolate

Pastel sueco chocolate

Hace tiempo que buscaba alguna receta de dulce paleo que no llevase mucha complicación y me encontré con este pastel en la web de Paleo Moderna.

Como veréis es muy fácil de preparar y no lleva ningún ingrediente que no tengamos habitualmente en la cocina.

Os tengo que advertir que está buenísimo, pero tiene un sabor muuuuuyyyyy intenso a chocolate. De entrada sorprende ese sabor, pero os aseguro que merece la pena probarlo.

Yo lo hice por la mañana, lo probamos con el café después de comer y de ahí se fue directo a la nevera. En los días posteriores aún encontramos que estaba más bueno que recién hecho.

Ingredientes

250 gr de chocolate negro (mínimo al 70%, asegúrate de que no lleve gluten).

100 gr. de mantequilla = 1/2 taza de mantequilla derretida, o bien 1/2 taza de aceite de coco derretido.

3 huevos (a temperatura ambiente)

1-2 cucharadas soperas de miel (al gusto)

Preparación

Precalienta el horno a 160 ºC calor arriba y abajo.

Derretimos la mantequilla y el chocolate y mezclamos bien.

Añadimos la miel y mezclamos.

Añadimos los huevos 1 a 1 y batimos. Cuando el primero esté bien integrado añadimos el segundo y cuando esté bien integrado, añadimos el último.

Untamos el molde con mantequilla para que no se nos pegue el pastel.

Vertemos la mezcla en el molde e introducimos en el horno en la parte baja, durante 25 minutos. Todavía estará un poco crudo, pero mejor no dejarlo más, porque sino según nos indica Paleomoderna, si se hace demasiado se nos quedará “como la suela de un zapato”. Yo no quise arriesgarme a comprobarlo y a los 25 minutos justos lo saqué del horno.

Dejamos enfriar totalmente antes de comérnoslo.

Mousse de chocolate con crema de macadamia

Mousse de chocolate con crema de macadamia

Hacía tiempo que quería preparar una mousse de chocolate paleo, o lo que es lo mismo una receta sin lácteos ni azúcar.

He visto varias recetas de este tipo, pero al final me atrajo más esta preparación con la crema de nueces de macadamia. La receta es del libro Paleo ¡Come Sano! que os enseñé hace unos días. Es una receta muy fácil y rápida de preparar, con deciros que con lo único que os vais a entretener va a ser con montar las claras…

Cuando la mousse cogió frío después de estar un rato en la nevera, encontraba que la crema había quedado muy dulzona y pensé en rebajar la cantidad de miel la próxima vez. Sin embargo cuando me comí otra al día siguiente los sabores se había asentado y no estaba para nada tan dulzona como el día anterior, de hecho la disfruté mucho más, así que os aconsejo que la preparéis de un día para otro mejor.

En la foto del libro se ve que las nueces las han triturado muchísimo, porque apenas se aprecia ningún trocito, sin embargo nosotros las dejamos con algunos trocitos pequeños y para mi gusto creo que acertamos. Si no os gusta encontraros trocitos entonces sí, triturarlas mucho.

Como en todo esto acepta variantes y ya tengo algunas ideas en mente para la próxima vez que preparemos esta mousse. Ya os pondré la receta, si sale bien.

Ingredientes:

4 claras de huevo

25 gr de cacao en polvo

2 aguacates pequeños

100 gr miel

Para la crema:

40 gr nueces de macadamia

50 gr miel

1 cucharada de agua

Preparación:

  • Montamos las claras a punto de nieve.
  • Partimos los aguacates por la mitad, quitamos la piel y el hueso.
  • Trituramos los aguacates con el cacao en polvo y la miel.
  • Incorporamos a las claras montadas, con movimientos envolventes para que no se nos bajen.
  • Repartimos en las copas que vayamos a presentar.
  • Ahora trituramos las nueces con la miel y el agua. Nos ha de quedar una textura cremosa, si veis que necesita más agua, le añadís un poco más.
  • Repartimos por encima de la mousse y dejamos en la nevera.

A disfrutar sin remordimientos, espero que os guste!