Canelones de espinacas

Aunque parezca mentira no había preparado nunca canelones, es algo que siempre me ha parecido muy laborioso y la verdad es que no lo es tanto.

Estos los encontré en un libro de Gordom Ramsay y me llamaron mucho la atención, pues no son los típicos canelones de carne.

La verdad es que tiene una combinación de sabores buenísima, con las espinacas, los quesos y la salsa con mostaza.

Ingredientes:

10 hojas de lasaña

2-3 cucharadas de emmental rallado

Relleno:

1 cucharada de mantequilla

300 gr de espinacas

150 gr de champiñones

200 gr de queso blanco

Salsa de queso:

20 gr de mantequilla

20 gr de harina

2 cucharadas de mostaza

200 ml de leche

Queso rallado (mezcla de quesos)

200 ml de crème fraîche

1 pizca de pimienta molida

Preparación:

Para preparar la salsa:

  • Ponemos en un cazo la mantequilla, cuando se haya derretido añadimos la harina, removemos bien, cuando empiece a tomar color, añadimos la mostaza y la pimienta. Removemos durante unos 2 minutos.
  • Agregamos la leche poco a poco y seguimos removiendo hasta que quede una mezcla homogénea. Retiramos el cazo del fuego y agregamos el queso hasta que se derrita y se mezcle todo bien. Dejamos enfriar.
  • Una vez se enfríe agregamos la crème fraîche, para que adquiera una consistencia más ligera. Mezclamos y sazonamos.

Para preparar el relleno:

  • Ponemos mantequilla en una sartén y añadimos las espinacas, sal y nuez moscada. Cocinamos hasta que las espinacas se ablanden, entonces retiramos y las escurrimos bien.
  • En la misma sartén ponemos los champiñones y salteamos hasta que estén tiernos. Agregamos las espinacas y mezclamos bien. Retiramos del fuego y añadimos el queso blanco cortado a cuadraditos y la mezcla de quesos rallados. Mezclamos bien.
  • En una cazuela con abundante agua ponemos las placas de los canelones y dejamos con el agua hirviendo unos 7 minutos.
  • Extendemos las placas sobre un trapo de tela limpio.
  • Precalentamos el horno a 220º calor arriba y abajo.
  • Colocamos una cucharada de relleno encima de cada placa, en el centro, sin llegar a los bordes y enrollamos los canelones.
  • En la fuente que vayamos a utilizar para el horno colocamos una capa de la salsa y vamos colocando encima los canelones con la abertura hacia abajo.
  • Cubrimos los canelones con la salsa restante y espolvoreamos el queso emmental rallado por encima.
  • Colocamos la fuente en la parte alta del horno y dejamos uno 15 minutos o hasta que veamos que está dorado.

Ya podemos servir y disfrutar!

Natillas de naranja, romero y cúrcuma

Cuando ví estas natillas en el libro 360º de Las Maria Cocinillas me resultaron muy curiosas por la combinación de ingredientes y me animé a probarlas. La verdad es que están muy buenas, aunque de entrada choca bastante su sabor, pues no son unas natillas dulzonas, aunque quizá por eso es más fácil comérselas.

Como veréis son muy fáciles de preparar y los ingredientes no son difíciles de encontrar, así que son todo ventajas. Lo único difícil es esperar 12 horas para probarlas 🙂

Ingredientes:

1 l de leche

200 gr de yema de huevo

20 gr de maicena

100 gr de azúcar

Corteza de naranja

1 cucharada de cúrcuma

Unas ramitas de romero fresco

Preparación:

  • Calentamos 900 ml de leche en un cazo junto con el romero, la cúrcuma y la corteza de naranja. Llevamos a ebullición y retiramos del fuego. Dejamos enfríar.
  • En un bol ponemos las yemas con el azúcar, la maicena y el resto de la leche y batimos bien.
  • Una vez la leche que habíamos hervido esté casi fría la colamos y la añadimos al bol donde hemos batido las yemas. Mezclamos bien con unas varillas.
  • Ponemos la mezcla en el cazo que habíamos usado para hervir la leche. Ponemos a calentar y lo dejamos hasta que veamos que toma textura de natilla.
  • Repartimos en los cuencos que queramos presentar, dejamos templar y guardamos en la nevera bien tapados, para que terminen de coger textura, durante al menos 12 horas.

Salmonetes con tomate, aceitunas y anchoas

Desde hace un tiempo en casa nos hemos propuesto comer pescado al menos 2 días a la semana, eso nos supone ir preparando diferentes pescados, preparados de formas diferentes, para no cansarnos. Sé que no parecen mucho 2 días a la semana, pero hemos llegado a pasar semanas sin comer pescado, así que para nosotros es un record y de hecho ahora no sabríamos pasar una semana sin comerlo.

En este caso hemos preparado salmonete, porque es de los pescados que menos comemos. Esta receta la encontré en un libro de Gordom Ramsay y me pareció muy interesante.

En honor a la verdad he de decir, que en las cantidades de los ingredientes él utiliza solo 3 anchoas, yo me lié y puse más, pero la verdad me gustó mucho el resultado.

Si os gustan los salmonetes, esta es una forma diferente y muy sabrosa de comerlos. En mi caso los quise acompañar de unas patatas panadera, ya que era plato único para comer.

Ingredientes (para 2 personas):

6 salmonetes

150 gr de tomates cherry

100 gr de aceitunas negras deshuesadas

75 gr de anchoas

aceite

Preparación:

Los salmonetes los necesitamos limpios, sin escamas, tripas y sin la espina central. Los lavamos bien y los secamos con papel de cocina. Los sazonamos.

En una sartén ponemos un poquito de aceite y añadimos los tomates cherry, las aceitunas y las anchoas. Mezclamos bien y dejamos hasta que los tomates empiecen a ablandarse.

Mientras tanto en otra sartén ponemos aceite y freímos los salmonetes, primero con la piel hacia abajo, unos 2 minutos y después con la piel hacía arriba unos 2 minutos más.

Yo para acompañar, mientras hacía los salmonetes y la guarnición, puse en el horno patatas cortadas a rodajas, extendidas sobre la bandeja de horno con un poco de aceite y sal, a 200º calor arriba y abajo.

Ahora ya podemos emplatar.